jueves, 23 de febrero de 2017

ESTIMULACIÓN DEL LENGUAJE: PRAXIAS

Hola a todos!!

Como ya hemos hablado en post anteriores, para el desarrollo del lenguaje es muy importarte tener una adecuado tono y fuerza muscular en todos los músculos que intervienen en la producción del habla. Aquí os propongo una serie de ejercicios para seguir trabajando este aspecto:

- Succión con la pajita: ponemos un vasito con agua y otro al lado vacÍo, debemos pasar el agua de un vaso a otro solo con ayuda de la pajita. Debemos succionar el agua, mantenerla dentro de la pajita y soltarla en el vaso vacÍo.

- Presión contra las mejillas: Ponemos los dedos índices en las mejillas, estas las hinchamos con aire mientras los dedos empujan hacia adentro impidiendo que las mejillas se inflen. Las mejillas en todo momento deben intentar inflarse. Para hacer más resistencia podemos utilizar los dedos índice y corazón.

- Equilibrio con la cuchara: Ponemos una cucharita entre los labios, sujetada solo con los labios(puede ser de plástico que pesa menos), la cuchara tiene que permanecer recta, una vez conseguido incorporamos peso y regulamos de nuevo la direccionalidad de la cuchara, volvemos a aumentar peso y así sucesivamente hasta aumentar peso en 2 o 3 ocasiones. 

-Bigote con el lápiz: Ponemos un lápiz entre el labio superior y la nariz, sujetamos el mismo solo con el labio, una vez conseguido caminamos o hacemos circuitos con el sujeto. Podemos utilizar diferentes grosores de lápiz para variar la dificultad

- Sujetamos el botón: Ponemos un botón entre los labios,  sujetado con un hilo el cual debe tener el adulto. El adulto tira del hilo y el niño presiona con los labios para que no se escape el botón. Utilizaremos diferentes tamaños de botones, desde más grandes a más pequeños para aumentar la complejidad del ejercicio. También podemos hacer el ejercicio introduciendo el botón entre los dientes y los labios.

- La pieza escondida: necesitamos un trocito de plástico tubular, una bolita…. Lo ponemos en la encía  y lo sujetamos con el labio (entre dientes y labio), el tubito tiene que recorrer todas las encías (tanto las de arriba como las de abajo), con ayuda de movimientos labiales sin que se caiga ni se vea. Podemos aumentar el tamaño del objeto para incrementar la dificultad.

- Los dientes escondidos: envolvemos los labios tanto superiores como inferiores con los dientes, y hacemos diferentes actividades sin que se vean los mismos: cadenas de palabras con silabas, adivinar la palabra que articulo sin voz, descripciones/adivinanzas…

Hasta la próxima!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada